Published On: febrero 6, 2022618 words3.5 min read

Todos sabemos que el 14 de febrero es San Valentín, o lo que viene a ser el Día de los Enamorados. En esta fecha que genera controversia y debate, nosotras no queremos preguntarte si lo celebras o no; más bien cómo lo celebras o cómo no lo celebras. Porque el 14 de febrero puede ser un día en el que dejes tus sentimientos fluir y todavía notes esos aleteos de mariposa en la barriga recordando las primeras veces; o puede ser que ese día sea tu cumpleaños y tengas un motivo de más peso para celebrar; o quizá, simple y llanamente, el 14 de febrero sea igual que un 27 de mayo, un 4 de septiembre o un 29 de noviembre, y decidas no celebrar ninguno, o celebrarlos todos. 

A nosotras, que estamos en el otro lado del escaparate, nos encanta escuchar las historias que hay detrás de un 14 de febrero, esas en las que no importa el motivo pero sí importa el detalle. Y para vosotras y vosotros (sí, los vergonzosos, los indecisos, las que os auto-regaláis, los exigentes, las detallistas, los que sois más de Sant Jordi, las que vais a última hora o los que lleváis días haciendo una cuenta atrás) tenemos un mensaje:

Este San Valentín, díselo con una vela

¿Y porqué una vela?

  • Porque una vela nos aporta luz, claridad, calma y serenidad. 
  • Porque aporta luz, pero también oscuridad. Es decir, nos ayuda a poner atención y foco en lo bonito de la vida (la parte que ilumina) y nos ayuda a olvidarnos de lo no tan bueno (la parte que queda en la oscuridad).
  • Porque su aroma nos traslada a muchos lugares y momentos pero también al aquí y al ahora.
  • Porque es mucho más que una vela: una vez consumida, se puede volver a rellenar para disfrutarla de nuevo, o se puede reutilizar el recipiente y guardarlo para siempre.

Velas aromáticas: para todos los gustos y amores

Nuestras velas aromáticas están hechas artesanalmente a partir de cera vegetal de soja y aceites realizados exclusivamente para la fabricación de velas en piezas de cerámica de alta calidad de la marca Tognana. Contamos con una amplia variedad de fragancias y de formatos de piezas de cerámica con diferentes colores y acabados, apta para todos los gustos y amores. Aquí tienes algunas opciones, pero puedes verlas todas aquí.

 

 

 

Vela abril: un ramo de flores convertido en vela 

Si eres de regalar flores pero esta vez quieres innovar, la vela Abril es para ti. Porque es un ramo de flores convertido en vela hecho artesanalmente a partir de cera de alta calidad y flores preservadas. La vela abril está disponible en diferentes formatos, medidas y colores, y además tiene una particularidad que la hace muy especial: no se consume. La vela Abril es una pantalla de cera en la que se sitúa una vela de te (incluida) en su interior. De esta forma, las paredes de la pantalla o fanal quedan intactas, lo cual da una larga y bonita vida a una vela que es un espectáculo de ver encendida.

 

Una vela, como una persona muy especial, hace que cualquier lugar sea nuestro hogar, por eso es un bonito detalle con mucho simbolismo y mucho mensaje detrás con el que acertarás seguro.

Este San Valentín, no importa si lo celebras o no lo celebras. Lo importante es que se lo digas. Así que díselo bien, díselo bonito, díselo con mucha luz y con más amor: ¡díselo con una vela!.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos Relacionados